ELÉcTICo

Un blog ecléctico de ELE, TICs y aprendizaje

Enseñar, aprender y volver a enseñar

Deja un comentario

Aunque pueda parecer un lugar común, he aprendido muchas cosas de mis estudiantes a lo largo de mi carrera docente. Y me gustaría hacer aquí un pequeño homenaje a esos maestros que me han escuchado con atención durante tantos años, haciendo una recopilación de las mejores cosas que he aprendido de ellos y que me han servido para seguir enseñando a otros estudiantes. Gracias a todos

CAROLINA

Las únicas consonantes que se duplican en español son:

C   R   L  N, añadiendo cuatro vocales tenemos un nombre de mujer en español

(esto se lo debo a algún alumno francés de mis inicios docentes, de cuyo nombre, desgraciadamente, no puedo acordarme)

CAFÉ, CAMA, CALLE

¿Cuáles son las tres “ces” para aprender mejor un idioma? (aquí siempre doy la pista de que ninguna de ellas es “clase”). Pues bien, son estas tres: “Café, cama, calle” . Tengo que aclarar que esto lo aprendí de mis estudiantes tunecinos cuando estuve de lectora en ese país, donde el café (nosotros lo llamaríamos cafetería) es considerado un lugar de reunión social. A lo largo de los años de enseñanza en Madrid, otros estudiantes decidieron adaptar las tres “ces” al contexto español y quedaron así: CAÑAS, CALLE, CAMA

MANU CHAO NO ES FRANCÉS

Jamás olvidaré esto que me enseñó un grupo de franceses especialmente complicado (ejem,ejem, voy a ser políticamente correcta). Hago una pequeña introducción de cómo era el día a día con este grupo:  A veces hacía una pregunta bastante frecuente en clase: ¿Puedes cerrar la puerta” y él o ella me respondía: “No” (y no lo hacían). Entonces yo, muy contenta por poder aplicar todo eso que sabía sobre pragmática les empezaba con el rollo: “En realidad, no te estoy diciendo si puedes, te lo estoy pidiendo, y si no lo haces es de mala educación ” y ellos me contestaban: “Ya, en francés es igual”. Y yo seguía con mi sonrisa y armada de paciencia: “Vale, pero en español, no puedes decir “no” y quedarte sentado, tienes que hacerlo o decir “no”, sonreír y levantarte”. Y nuevamente su respuesta era: “Ya, en francés es igual”. Obviamente, iba yo a cerrar la puerta.

Pero eso no me desanimaba, yo seguía intentándolo, quería pasarlo bien, y un día llegué a clase y dije: “Vamos a escuchar una canción de un cantante español que se llama Manu Chao”. Y recuerdo los gritos de desacuerdo: “Manu Chao no es español, es francés” y nuevamente yo: “Ya, canta algunas canciones en francés….” y ellos “Noooooooooo” Vale, ok, vamos a confirmarlo y mañana vemos. Al otro día, confirmado: “Manu Chao es francés”. Ellos ganaron, se lo dije, y qué rabia sentía al ver sus caras de satisfacción.

Ahora, cada vez que pongo una canción de Manu Chao cuento esta anécdota y siempre hay algún francés que me dice que esos chicos no eran normales, los franceses no son tan maleducados. Y es verdad, lo he constatado a lo largo de mis años como docente, ese grupo lo recordaré como el peor grupo, pero también entre los mejores estudiantes recuerdo a muchos franceses a los que les tengo un gran cariño

LA MEJOR MANERA DE LLAMAR AL SUBJUNTIVO ES SUBJODIDO

Me encantó lo bien que estaba asimilando este alumno ruso el lenguaje coloquial-vulgar. Él no lograba usar bien el subjuntivo, le parecía imposible y un buen día llegó con esta muestra de genialidad

PRETÉRITO PERFECTO DE CORAZÓN

A veces usamos el pretérito perfecto cuando gramaticalmente sería más correcto usar el indefinido, por ejemplo cuando el lunes pregunto en clase: “¿Qué has hecho el fin de semana?”.¿Por qué? La causa sería porque en nuestra cabeza este pasado tiene relación con el presente, pero en algún curso me dijeron que más que en nuestra cabeza está en nuestro corazón y establecimos la denominación: “Pretérito Perfecto de corazón”. ¿A que es bonita?

Y una última: Una variante muy divertida  de una dinámica que uso  para conseguir silencio tras un trabajo en grupo: el profesor levanta la mano y los estudiantes tienen que ir levantando la mano  y quedarse en silencio (se consigue muy pronto el silencio sin tener que levantar la voz ni usar sonidos estridentes). Mirad a Franziska, una estudiante alemana que nos propone el “zorro silencio”

¿Qué cosas habéis aprendido de vuestros estudiantes?

Anuncios

Autor: electico

Profesora de español. Convencida de que otra forma de aprender (y de enseñar) es posible

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s